By A Web Design

Masaje Reductivo

E-mail Imprimir PDF

Es el masaje que se realiza con una velocidad más rápida a la usual; éste busca ayudar a eliminar el acumulo de grasa focalizada y a la vez, estilizar el contorno de la figura logrando una silueta más estética. Este tratamiento es ideal para  deshacerse de la grasa localizada no deseada. En este masaje se trabajan las zonas con mayor  cantidad de grasa del cuerpo, provocando calor con especiales movimientos que ayudan a disolver el tejido adiposo.

Los movimientos y técnicas del masaje reductivo ayudan a intensificar la circulación y el metabolismo local, a reabsorber las grasas e incrementar el consumo de calorías debido al aumento de la actividad motora.

El masaje reductivo o maxofilaxia  es un  conjunto de técnicas  o  manipulaciones  basadas en  movimientos  o presiones. Para  que el masaje  resulte  beneficioso,  las  manipulaciones  deben  seguir determinados  principios y técnicas  los  cuales  deben  ser  aplicados  por  personas  especializadas  y  con  cremas o aceites netamente  profesionales.

Tipos de masajes o mecanismos que se utilizan

Fricción: Se trata de deslizar las manos en direcciones contrarias para crear una fuerza centrífuga que tiene como tarea lograr acomodar la grasa de ciertas aéreas específicas.

Vibraciones: Mediante un aparato se intenta transmitir a la zona trabajada una serie de movimientos oscilatorios de máxima frecuencia que harán que se remueva el tejido adiposo.


Amasamiento: Como su nombre lo indica, es una manipulación profunda con las manos para estimular el aparato neuromuscular, se levantan y comprimen las fibras musculares para logar el resultado.

Drenaje: Intenta hacer llegar al sistema linfático el exceso de líquido acumulado en el cuerpo para que se elimine.

Pinzamientos: Este masaje consiste en dar pequeños golpecitos a la masa muscular se realiza con las dos manos, tiene como objetivo mejorar la circulación y la nutrición muscular.

También existen otra serie de masajes con ayuda de máquinas, por ejemplo: los electrofísicos, thermojet o bandas calóricas e infrarrojos.

Con un masaje reductivo se pueden reducir hasta 10 cm en 5 sesiones y la sesión tiene una duración de 2 a 3 horas. El medio deslizante varía entre vapor, gel(ya sea frío o caliente), fango de algas aceites drenantes arcilla.

Es muy importante que el tratamiento se acompañe de una dieta y de ejercicio para obtener resultados e intensificar los efectos, ya que el masaje reductivo reduce medidas no peso. Un tratamiento de estos con varias sesiones logra alcanzar la tonificación y afirmación del tejido adiposo, dando consistencia al cuerpo y ayudando a la eliminación de celulitis. En las mujeres, las zonas donde más se trabaja son: abdomen, cadera y brazos; y en los hombres, principalmente se realiza en: abdomen y zona pectoral.

Entre las ventajas del masaje reductivo están:

Se pueden realizar en cualquier parte del cuerpo: cintura, caderas, piernas, abdomen, debajo de la barbilla.

Remueve y elimina la grasa de los tejidos.

Remueve  la celulitis.

Beneficia la circulación sanguínea y linfática.

Desventajas del masaje reductivo:

Las tallas pueden bajar en el momento y luego volver a aumentar. Por ello, el tratamiento debe acompañarse de dieta y ejercicio para mejores resultados.

Las cremas especiales para los masajes reductivos pueden causar alergias en algunas personas.

Puede provocar moretones por la intensidad del masaje, depende de la persona, y estos desaparecen luego.

Quienes se decidan por este tipo de  masajes deben realizarse un chequeo médico antes ya que el masaje reductivo puede agravar una infección en los riñones.

Cabe mencionar que si te decides por alguna de las técnicas mencionadas tiene que ser con un especialista que domine la técnica (de lo contrario puede resultar contraproducente), también considera que no es para bajar muchos kilos, regularmente los masajes reductivos ayudan a mejorar la figura a disminuir tal vez una talla, pero no son un método para bajar significativamente de peso.

Pueden surgir dermopatías, es decir, alteraciones cutáneas, estados dolorosos debido a la manipulación del músculo, inflamación. Todo esto de forma superficial, nunca un masaje puede ser demasiado doloroso, además debe ser un tratamiento personalizado en donde el tipo de masaje y la aplicación del mismo respondan a la necesidad de cada cliente, además se aplican con productos de calidad profesional.

Poco a poco los masajes reductivos se han ido ganado la aceptación incluso de los médicos, pues bien aplicados por un profesional ayudan a eliminar toxinas, pero es necesario considerar que todo tratamiento cosmético tiene que estar acompañado de algunos cuidados como una alimentación equilibrada en casa, ejercicio físico y sobre todo beber mucho agua.

Lic. Pablo Cubillo